Cuando los videojuegos casi mueren

image

La década de los ’80 se caracterizó por ser colorida y por presentar al mundo nuevas tecnologías que se hacían accesibles para la población, y aunque los videojuegos nacieron en los ’70, fue hasta la década del neón, Michael Jackson y los peinados extravagantes, que pasó de ser un hobbie geek a un negocio con millonarias ganancias (sólo en Estados Unidos generó 5313 millones de dólares en 1982), esto llamaría rápidamente la atención de grandes empresarios y compañías que deseaban sacar provecho de la nueva pasión de las personas, en otras palabras gente que no sabían nada de videojuegos, ni de los gustos de los usuarios, vieron a la industria como una mina de oro sin final ¿Y que pasa cuando se produce como locos y se descuida la calidad sobre la cantidad? Exacto se cae el negocio, fue así como casi llegan a desaparecer las consolas, en el mercado americano al menos.

image

La Crisis

Para 1983 el mercado gringo estaba lleno a más no poder de títulos sin sentido, se creaban juegos nuevos cada día, la gran mayoría de ellos carecían de argumento y para ser aún peor la situación no eran ni personajes, sólo un poco de rayas o puntos pixelados que aburrían a los gamers ochenteros, rápidamente éstos se dieron cuenta del robo al que estaban siendo sometidos, el mercado estaba saturado de pura basura que se hacía tediosa a la hora de jugar, a los productores se les ocurría cualquier tontera en la cabeza y ya los ingenieros y programadores debían hacerla, estos últimos no tenían mucha opción, por aquella época mandaba el que ponía la plata y ni tan siquiera Atari tenía voz ni voto a la hora de participar en las decisiones como la historia o el desarrollo de los personajes, de hecho tampoco podía revisar el contenido, a los empleados especializados no les dejaban trabajar mucho, era más importante sacar juegos nuevos todos los días, aunque fueran pésimos, que concentrarse en traer títulos descentes. El mercado empieza a llenarse no solo de consolas y microordenadores mediocres si no también de pésimos, quizás los peores juegos de la historia de esta industria. Los usuarios, quiénes al principio compraban sin preguntar y se dejaban llevar por una portada (no había Youtube, IGN o foros dedicados a los juegos electrónicos) porque no había nada más para ver que se iba a comprar antes de comprarlo, empezaron a dudar si las consolas eran una buena idea para ellos, algunos decían sentirse estafados y con justa razón, aquél sistema de entretenimiento que en 1982 tenía felices a todos, era para 1983 una pesadilla.

Ordenadores: Se agrava la crisis

Llegarían los ordenadores, que a diferencia de las consolas, servían para muchísimas cosas más, como estudiar por ejemplo, por lo que se convirtieron en más confiables y más útiles. Entre más dinero hay, más se puede despilfarrar, la creatividad se cae y se entra en estupidez, esto le paso a Atari, empresa que incursionaba, por desesperación, en el mundo del ordenador ordenador, en este campo se sentían menos los codiciosos tentáculos de Ray Kassar, presidente de la compañía norteamericana y quizás principal responsable de la crisis. También la empresa Commodore incursionaba con su ordenador Commodore 64, el cual era increiblemente barato de fabricar y por un precio razonable, cualquiera se podía hacer con una unidad, terminarían vendiendo entre 15 a 17 millones de Commodore 64, para cuando dejo de producirse, el bajo costo para hacer ordenadores hicieron que las consolas bajaran aún más su valor.

image

Los Juegos Malditos

Para terminarla de hacer, Atari se encargó del juego del mega éxito del cine E.T, el juego es la mayor prueba de como un simple hecho puede destruir una compañía o una industria, los diseñadores y programadores fueron obligados por la inminencia Ray Kassar a tenerlo en 6 semanas, el CEO de la compañia quería que el título estuviera para navidad y así aumentar la popularidad del film, ya habían invertido en publicad y el juego no estaba listo, ni siquiera cerca, pero ya tenía fecha de salida, algo mediocre, hecho a la carrera, sin historia, sin personajes entrañables, música pésima,sin nada en realidad, Atari, como un niño que trata de ocultar sus travesuras, enterró casi todos los cartuchos del juego en el desierto de Alamogordo, Nuevo Mexico, esto fue un mito urbano hasta que Microsoft el año pasado los desenterró. Luego el éxito del arcade Pacman sería lanzado para Atari 2600, el resultado fue un fiasco, la industria y la compañía estaban en tal grado de desesperación que fabricaron 12 millones de cartuchos aún cuando solo habían 10 millones de consolas vendidas. Atari colapso, el que fuera el rey de las videoconsolas durante la breve existencia de los videojuegos, era hora un chiste ahora, había tenido perdidas por más de 536 millones de dólares, la industria agonizaba.

Cerca de desaparecer 

Para los años 1983-1984 casi todo el mundo daba por acabados a los videojuegos en general, muchísimas empresas desarrolladoras cerraron sus puertas, juegos que se vendían por $40 en las tiendas llegaron a valer $5 y luego empezaron a ser regalados junto a su respectiva consola por los comerciantes, quiénes creían que esos cajones de plástico y circuitos solo quitaban espacio en sus tiendas y que ni valía la pena tenerlos . De nuevo esta industria era mirada por sobre el hombro por todo el mundo y sin futuro alguno, videojuegos volvieron al underground y a ser vistos como cosas de niños, nadie se atrevía a financiar o invertir en este negocio muerto, el cual sólo dejó 100 millones en 1983 de los 5313 millones que dejaba en 1982, las consolas se extinguieron y muy pocos juegos de muy baja producción salían a la venta.
Las consolas habían muerto y los videojuegos sólo eran cosa de salas de arcade, con la amenaza de desaparecer en cualquier momento.

image

El Renacimiento 

En el año 1985 se daba por muerta a la industria, al menos en América, pero en Japón se viviría una autentica locura, la compañia nipona,Nintendo lanzaba en 1983 (en su país) y en 1985 (en Norte América) la Nintendo Entertaiment System o NES y las consolas volverían a la vida, a diferencia de los errores de Atari, Nintendo si dejaba a sus artistas y desarrolladores trabajar libremente (al final ellos eran los expertos) y así poder con sus juegos crear un vínculo entre los gamers y los personajes, que pasaron de ser rayas, naves y masas de pixeles a personajes llenos de vida, color y personalidad como Donkey Kong y Mario, además tenían narrativa coherente comparado con títulos de consolas anteriores, la gran N le devolvería la vida a la moribunda industria y le daría el control a las consolas japones sobre las gringas por el resto de la historia de los videojuegos, hasta el día de hoy.

10629740_10203305707198439_4447662657682159517_n Rafael Vargas, más creativo que periodista. Más pasional que artístico, fanático de la literatura, el cine, la música y los videojuegos. Persistente enamorado de épocas pasadas. Se medica para su adicción a Metal Gear, los Survival y el rock latino.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s