PSEUDO ECOLOGISTAS

descarga (1)

“Todos los animales son iguales, pero algunos son más iguales que otros”— Orwell, y si bien el sentido de este brillante mandamiento en origen fue otro, viene como anillo al dedo a lo que trato de explicar: Sólo merecen consideración los animales “bonitos”. Perros, gatos, caballos, delfines… son animales a los que dar una patada o sacrificar porque nos molestan se considera una barbaridad mientras otras especies menos consideradas se pueden exterminar sin que a nadie le importe o escandalice lo más mínimo.
Pero la hipocresía no acaba ahí ya que, al margen de la diferente consideración que hacemos por razas, existe un maltrato basado en nuestra feliz ignorancia. Al meternos una exquisita monchada de salchichón, nadie se para a pensar en el cerdo o la res que ha sido colgado de un gancho por la garganta y desangrado para que tu disfrutes de dicho manjar, o del pato al que entierran vivo y ceban a la fuerza hasta destrozar su hígado para que nos relamamos con su paté. No nos resulta cómodo pensar que los animales criados en granjas intensivas para la alimentación posiblemente sean los más maltratados así que lo borramos o nos valemos de la pobre excusa de la alimentación. Todo el mundo sabe que es imposible sobrevivir comiendo corderos ancianos en vez de lechales, que los huevos tienen una vitamina sin la que el hombre moriría o que nadie puede sobrevivir comiendo sólo vegetales.
Nota-756-imagen-pitbull

Así llegamos al último punto de la divina trinidad de la hipocresía pseudoecologista: las mascotas. Me encanta ver como los amantes de los animales optan por tener un canario encerrado en una jaula diminuta privándole de la libertad de por vida o pasean a su muy bien cuidado perro con una correa en el cuello y amordazado. Eso por no mencionar una de las mayores y más aceptadas tropelías del hombre contra los animales que es esclavizar razas enteras para que nos hagan compañía. Hemos alienado, sometido completamente a especies salvajes negándoles una vida en libertad hasta que ni siquiera tengan capacidad para desear otra cosa y adecuando sus características genéticas por medio de cruces a nuestras necesidades. Gran acto de humanidad.
Ya sabes amigo, la próxima vez que critiques a un taurino como yo o insultes a alguien por meter una camada en un saco y tirarla al río, detente y reflexiona un poco sobre los animales que han sido torturados para que tu vivas mejor. No te permitas el lujo de juzgar a otro por hacer cosas que directa o indirectamente tú realizas a diario.

images

10537299_557830844342581_5225059312461137906_n  Jorge Trigueros: Le gusta las películas, leer, la música y si es posible un cóctel de todo. En el arte como en la música su entusiasmo es infinitamente superior a su talento, en su tiempo libre se le encuentra en chivos, leyendo, haciendo el papel y siendo aprendiz.

Saludos!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s