El Reggaeton no murió

“Despiertame cuando pase el reggaeton”
Diría el maestro Gustavo Cerati, por aquellas épocas ovasionamos al rockero argentino por decir lo que la mayoría pensamos, han pasado años, el ex Soda Stereo murió esperando ser despertado y la blasfemia a la música conocida como reggaeton nunca dejó de existir, parece que ya pasaron sus años de moda y se niega a morir, aquella aberración e insulto al arte que naciera en Panamá en los ’80 cuando mezclaron reggae autóctono con dancehall jamaicano y rap estadounidense sigue viva, y nadie puede negar que se sabe aunque sea una canción de este género musical, hoy en el Rincón hablaremos también un poco de la historia y orígenes y hasta evolución del reggaeton.

image

Los Orígenes

De la desgracia de este inculto ritmo debemos culpar a nuestros vecinos panameños y a los puertorriqueños, ambas colonias de USA y con una historia donde la cultura y la educación no eran muy accesibles para la clase trabajadora, en el país canalero los creadores del reggaeton eran descendientes de 150 mil afroamericanos antillanos de clase obrera, traídos para construir el canal, luego de la obra arquitectónica, digna de genios, donde murieron muchos de estos isleños, éstos no tuvieron la mejor calidad de vida, los trabajos y posición social siguió siendo deplorable, aún cuando le habían traído la razón de su existencia y el motor económico del recién creado país, de esta inconformidad nació el reggaeton de hijos obreros que tendrían el mismo destino que sus padres y que no les agradaba esto, menos la sociedad, los únicos ritmos que conocían eran tan básicos y sus letras tan repetitivas, que rayaban en lo incoherente, así que aunque nació siendo un género de denuncia social, pronto se convertiría en las letras sexuales que hoy se escuchan.

image

El boom del perreo

Como a todo en la vida al reggaeton también le llegó su momento, empezaría en los ’90 de manos de figuras como El General, al cuál se le reconoce como el padre del género, canciones como Muévelo, Muévelo o Juana se convirtieron en fuente de inspiración para lo que se vendría para los inicios de los años ’00, en esta nueva década el reggaeton se llegó a popularizar de una forma increíble, era simple, tenía un sólo ritmo, lo que lo hacia fácil de bailar, letras mediocres, y era lo máximo para todos los lagartos que aprovechaban para el perreo, Daddy Yankee, Tego Calderón, Don Omar, entre algunos sonaban en las radios y televisión día y noche, quince años, fiestas, clubes nocturnos, aunque se odiara al reggaeton nos sabíamos de memoria las canciones y aún nos la sabemos, sentíamos el choque, el boom del perreo intenso, nos invitaban a la pasarela, maldita música, deseábamos su muerte y la auguramos en repetidas ocasiones, siempre decíamos “el reggaeton no durará”, pero para sorpresa nuestra sobrevivió a la crisis que vivió a finales de la década anterior, cuando ya nadie lo escuchaba y lo creíamos extinto, seguía escuchándose en varios lugares, y como se veía venir evolucionó.

image

¿Muerte y resurrección? La misma basura

“No andaba muerto, andaba de parranda”, este se podría decir que es el eslogan del reggaeton, el género evolucionó y se convirtió en reggae chata (dance hall) y por supuesto y para desgracia de los verdaderos rastas, también evolucionó en reggae, todos los ex amantes del reggaeton se hicieron ragas, fundaron marihuana y se creyeron amantes de la paz y se hicieron dreads, aún cuando por dentro seguían siendo lo mismo, ahí aplicaría “Aunque reggaetonero se vista de seda, reggaetonero se queda”, pero el reggaeton como género tampoco desapareció, canciones como 6 am han tenido un éxito que recuerda a las “viejas” épocas de gloria.

Lo amen o odien (en el Rincón nos inclinamos más por la segunda) el reggaeton parece que se incorporó definitivamente a la cultura pop, y no sólo entre chatas, también hasta los más pipis de la historia aman a este género del mami, muévelo, pa, perreo y toda clase de corrientadas y seguramente no morirá.

image

10629740_10203305707198439_4447662657682159517_n Rafael Vargas, más creativo que periodista. Más pasional que artístico, fanático de la literatura, el cine, la música y los videojuegos. Persistente enamorado de épocas pasadas. Se medica para su adicción a Metal Gear, los Survival y el rock latino.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s