Mi experiencia con Uber

Fue el tema de moda durante varias semanas en nuestro país, las personas se insultaban por eso, con el respeto que caracteriza a los costarricenses, dimes y diretes iban y venían pero parecía que había llegado una revolución respecto a lo que medios de transporte respecta, todos los medios de comunicación con esa propaganda descarada a la nueva aplicación, notas que se notaba eran mentira como la de un Audi que regalaba agua y confites y la glorificación de este nuevo tipo de vehículos, y aunque pareceré un poco Slowpoke por tratar y hablar de esto a estas alturas del año, pero bueno no había tenido el chance de subirme a este tipo de taxis.

Recalco que es sólo mi opinión y que como dice un popular tema “cada quien habla de la fiesta según le fue en ella” así que no significa que sea partidario de Uber o de los Piratas o de los Rojos, algo si debo reconocer, desde que Uber llegó el servicio de los taxistas formales ha mejorado, ya no pelean por 50 colones que falten, dicen gracias y no aunque siguen poniendo su música charanga (están breteando) , es notable que al fin le están poniendo a la única persona que al final y al cabo decide cual servicio triunfa, el cliente.
También debo decir que intente durante semanas anteriores utilizar dicho servicio, descargue la aplicación y pedía carros, pero nunca habían disponibles por lo que tuve que atrasar el plan hasta el fin de semana anterior.

25958_11_06_uber_story_south58f

Mi experiencia

Era el día sabado venía saliendo de la Feria del Libro y del barrio La California, me invitaron junto a unos amigos a ir a una actividad en Heredia, como era de esperarse tomé un Tuasa que me llevara hasta la Ciudad de las Flores, me baje en la parada de bus de la Ulatina al frente del Paseo, inmediatamente vi un carro oscuro que estaba en la parada como esperando, le pregunte; “¿Taxi?” , a lo que el chofer me respondió; “Claro, pase”. Durante el corto camino (era un viaje de 700 colones) el taxiste fue muy amable y nos dijo que era un Uber, no nos ofreció agua, ni confites, menos cable para cargar el teléfono, la verdad para mi fue como si se tratara de cualquier otro taxi pirata, el carro era un Yaris Sedan del 2008, al final el viaje transcurrió como si se tratara de cualquier otro vehículo, al final la propaganda de redes sociales resultó ser bastante exagerada y la verdad Uber es como viajar con cualquier otro tipo de taxi.

10629740_10203305707198439_4447662657682159517_n Rafael Vargas, más creativo que periodista. Más pasional que artístico, fanático de la literatura, el cine, la música y los videojuegos. Persistente enamorado de épocas pasadas. Se medica para su adicción a Metal Gear, los Survival y el rock latino.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s