Amamos a los gatos, pero ¿cuánto les importamos a ellos?

No es ningún secreto que amamos a los gatos. La Internet se ha encargado de evidenciarlo en los últimos años, pero nuestra adoración por estos pequeños felinos data de miles de años atrás. Sin embargo, a diferencia de los perros, los gatos no son muy buenos mostrando sus sentimientos.

Es entonces que, cual adolescentes despechados, los amantes de los gatos nos hacemos una misma pregunta: «¿será que alguna vez realmente les importamos?». Le llevó bastante tiempo, pero finalmente la ciencia se ha concentrado en las cosas importantes y ha buscado la manera de responder esta pregunta y terminar con nuestra angustia.

Sonríe, tu gato te está mirando

En la Universidad de Oklahoma, Moriah Galvan y Jennifer Vonk estudiaron las reacciones de 12 gatos ante diferentes gestos de sus dueños. El resultado fue unánime: cuando vieron sonreír a sus dueños, los gatos mostraroncomportamientos mucho más positivos.

Ronronearon, se refregaron contra ellos e incluso se sentaron en su falda. En resumen, mostraron más interés en interactuar con sus dueños cuando estos manifestaron estar felices que cuando manifestaron estar enojados. Cuando se los puso a prueba con extraños, sin embargo, el ánimo de estas personas no afectó demasiado su comportamiento.

Los resultados llevaron a los expertos a una conclusión inequívoca: Los gatos saben interpretar gestos humanos y es algo que aprenden con el tiempo. Eso sí, no sabemos si esto debería ponernos contentos (después de todo, ¡parece que sí les importamos!) o preocuparnos un poco: podría ser una etapa más de su plan para esclavizarnos.

De perros y gatos

Estos hallazgos pueden ser un nuevo argumento para el eterno debate de gatos vs. perros. Por un lado, hace mucho tiempo que se sabe que los perros sí son capaces de interpretar nuestros sentimientos, pero ahora sabemos que los gatos también lo son.

La diferencia radica en cómo reaccionan: el cambio de comportamiento de los perros es mucho más obvio. Cuando se enfrentan a una persona enojada tienden a hacer un esfuerzo por ignorarla. Los gatos, por otro lado solo muestran cambios más leves en su comportamiento y lenguaje corporal. Esta diferencia puede deberse a que los perros han estado domesticados por más tiempo y, por lo tanto, han tenido más tiempo para adaptarse a nuestras emociones.

Eso sí, no creas que eso significa que tu gato te entiende y se preocupa por tu bienestar. Una de las teorías para explicar los cambios de comportamiento de losfelinos ante nuestras sonrisas es que, cuando estamos contentos, somos más propensos a darle gustos a nuestras mascotas. Los gatos, entonces, simplemente entienden que una sonrisa significa que tienen más posibilidades de obtener lo que quieren y se quedan cerca por si acaso.

Entonces, ¿qué crees? ¿Piensas que tu gato realmente te entiende o simplemente se aprovecha de tu buen ánimo?

10537299_557830844342581_5225059312461137906_n  Jorge Trigueros: Le gusta las películas, leer, la música y si es posible un cóctel de todo. En el arte como en la música su entusiasmo es infinitamente superior a su talento, cree que el Rock N Roll nunca morirá.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s