El oscuro lado racista de Disney

Muchas personas creerían que los dibujos animados de Disney son algo completamente inocente, no es de sorprender, por lo general las animaciones nos recuerdan nuestra infancia, nos transportan a bellos recuerdos de risas y falta de responsabilidades, pero nada más alejado de la realidad, la verdad es que la compañía del ratón, el perro de cacería y el pato que son amigos, tiene un claro mensaje racista a lo largo de su historia. Al final no es nada de extrañar siendo Walt Disney, su creador, un hombre machista, racista, antisemita y fiel seguidor de la supremacía blanca.

No son uno o dos los largometrajes en los que Disney incurre en una discriminación descarada hacía otras razas o etnias del planeta que no sean los caucasicos, también han hecho ver como malos a seguidores de otras religiones, no directamente pero si a través de símbolos o imágenes, la compañía de animación no sólo no ha abandonado la practica si no que la disfraza.

No es sorpresa que ningún ser humano nazca puro, sin prejuicios o creencias erradas de que dependiendo del lugar de procedencia o el color de piel ya una persona es buena o mala, si no que estas ideas se nos inculcan desde la niñez temprana, algo que explicaría la razón de que males sociales como el racismo y la xenofobia sean tan comunes hoy, si lo vemos casi desde que nacemos, en nuestra vida madura ya lo veremos como una cosa normal.

Hablaremos de varios ejemplos de como este hecho se ha repetido durante más de medio siglo en las cintas de la casa de las cintas animadas más populares del mundo.

Uno de los mayores ejemplos de racismo en las películas es Disney es cuando hablan de población árabe, en Aladdin donde desde el inicio de la cinta le dicen a las personas que el sistema judicial de Medio Oriente es básicamente mutilar personas por crímenes, además se nota que la piel y las facciones del héroe, Aladdin son más claras y occidentalizadas en comparación con las del villano Jaffar que si parece un árabe total.

El parecido entre Scar el tío de Simba y el Ayatola Jomeini es impresionante, por si fuera poco, el discurso de Scar antes de entonar “Listos ya” se asemeja mucho a los del líder absoluto de la Revolución Islámica iraní, por si fuera poco sobre éste se puede ver una media luna, símbolo de dicha religión.

21

Otro pueblo de Medio Oriente que ha sido parodiado por Disney es el hebreo, en el cortometraje de Los 3 cerditos de 1933, cuando los cochinitos se encierran en la casa de ladrillo y el lobo no puede sacarlos de ahí éste se viste como un mercader judío, al igual que la propaganda Nazi los retrataba.

ss-44

La población afroamericana ha sido una de las más utilizadas en los largometrajes de la compañía, en Dumbo podemos ver una parvada de cuervos, todos ellos de claramente con pelaje negro y con acento de los negros del Sur de Estados Unidos, con todos los prejuicios que se tenían sobre éstos en esas épocas, los cuervos son vagos, bailarines de jazz, viciosos y mañosos, otro claro ejemplo es Fantasía, uno de los más bellos filmes de Disney, llena de arte y magia, en la escena de los centauros podemos ver que la mayoría de estos animales mitológicos son rubios, excepto su sirviente, la cual es negra y les lustra sus zapatos, en El Libro de la Jungla todos los personajes recibieron sus voces de blancos, excepto los monos quienes la recibieron de negros.
En La Princesa y el Sapo fuimos testigos de la primer princesa negra de la historia, sin embargo al final su príncipe era blanco, algo muy criticado entre diferentes grupos pro derechos de los afroamericanos.

18654

Los nativos americanos no han escapado de esta situación, en la película Peter Pan los niños lo primero que notan cuando llegan al campamento de los indios es que ellos tienen la piel rojo, éstos bromean diciendo que su piel se puso así desde que un indio recibió un beso, la actitud machista para con Wendy es increíble también y su lenguaje salvaje.

trigrilia

No podían faltar los asiáticos y latinos, ambos presentes en la películas La Dama y el Vagabundo, primero el chihuahua marcado como un criminal que está en la cárcel por no respetar las leyes, un prófugo de la justicia con claro y marcado acento mexicano, mientras que los gatos siameses son mentiros, manipuladores con facciones y acento del lejano oriente, Chino para ser más exacto, algo que puede también verse en un episodio de la serie de Chip & Dale donde los dueños de una lavandería son un par de gatos de origen chino, por la noche cierran su negocio y lo convierten en uno ilegal de apuestas.

1309390534045_f

Por otro lado, en la misma Dama y el Vagabundo, se ve un perro chihuahueño con acento y apariencia física hispana, más precisamente mexicano, el can es descrito como un criminal que se encuentra en prisión.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s